viernes, 19 de marzo de 2010

TATARKIEWICZ, W. HISTORIA DE SEIS IDEAS. ARTE, BELLEZA, FORMA, CREATIVIDAD, MÍMESIS, EXPERIENCIA ESTÉTICA (Resumen 1)

CAPÍTULO 1: HISTORIA DE UN CONCEPTO.

1. EL CONCEPTO DEL ARTE EN LA ANTIGÜEDAD.

El término “arte” deriva del latín “ars” que a su vez deriva del griego τέχνη (téchne). Ambas expresiones significaban destreza, aquella que se requiere para la construcción de un objeto. Todas estas destrezas se denominaron artes y una destreza se basaba en el conocimiento de unas reglas siendo imposible la existencia de un arte sin reglas.

Durante esta época se hacia una diferenciación entre las artes liberales, que sólo requerían un esfuerzo mental; y las artes vulgares, que requerían además un esfuerzo físico. Así, en la Edad Media las artes liberales eran la gramática, la lógica, la retórica, la aritmética, la geometría, la astronomía y la música. Radulf de Campo Lungo y Hugo de San Víctor ofrecieron las mejores listas que se hicieron de las artes, quedando la pintura y la escultura fuera de estas listas.

2. LA TRANSFORMACIÓN EN TIEMPOS MODERNOS.

Para que el antiguo concepto de arte se acercara más al actual, tuvieron que suceder dos cosas: que las ciencias y los oficios se eliminaran del ámbito des arte y se incluyera en él la poesía; y hubo que tomar conciencia de que lo que queda de las artes constituye una entidad coherente.
La inclusión de la poesía dentro de las artes fue fácil y la separación de las bellas artes de los oficios la facilitó la situación social de los artistas. En el Renacimiento comenzó a valorarse la belleza y sus productores (pintores, escultores y arquitectos), quienes se consideraban superiores a los artesanos. Los artistas querían estar incluidos dentro de las artes liberales. Y lo consiguieron. Más complicado fue separar las bellas artes de las ciencias. Esto se debe a que los artistas adoptaron la concepción tradicional del arte que la basaba en el estudio de las leyes y las reglas.

Separar las bellas artes de los oficios y las ciencias fue más fácil que tomar conciencia de que constituyen por sí solas una clase coherente. Para ello fue necesario crear conceptos y términos de los que antes no se había dispuesto.

3. LAS BELLAS ARTES

Antes de distinguirse las llamadas Bellas Artes, algunos escritores intentaron aislar otras categorías: las artes ingeniosas, las artes musicales, las artes nobles, las artes memoriales, las artes pictóricas, las artes poéticas, las bellas artes y las artes elegantes y agradables.

El nuevo concepto de bellas artes constituyó un cambio significativo. Se incorporó al habla de los eruditos del siglo XVIII y se trataba de un término que tenía un campo bastante claro: Bateaux presentó una lista en la que incluía la pintura, la escultura, la música, la poesía y la danza, añadiendo posteriormente la arquitectura y la elocuencia.

4. NUEVAS DISPUTAS SOBRE EL CAMPO DEL ARTE.

El significado del arte varió con las épocas. Después de Batteaux el significado se estableció pero en el siglo XIX aparecieron nuevas áreas polémicas que podían o no incluirse en el concepto de arte. Ejemplo de ello son la fotografía, el cine o los medios de comunicación.

El concepto de arte era en la práctica inestable. En teoría el único criterio fue la belleza, el la practica estaban en juego consideraciones como la expresión, el pensamiento, el grado de seriedad, el interés no-comercial, etc. El antiguo concepto de arte no corresponde ya con los requisitos actuales.

El concepto moderno es en principio aceptable, pero existen cinco áreas en las que la idea moderna de arte vacila entre diferentes interpretaciones:

  1. Por una parte, tendemos hacia una interpretación liberal que incluye, además de las siete artes de Batteuax, la fotografía, el cine y varias artes mecánicas, utilitarias y aplicadas. Sin embargo rigurosos teóricos como Clive Bell limitan el arte a la “pura forma”, excluyendo así la pintura, la música y la literatura siempre que se las considere que trascienden la “pura forma”.
  2. En algunos contextos el concepto de arte es bastante amplio, sin embargo en otros se limita a las artes visuales.
  3. Un objeto puede considerarse artístico dependiendo de que consideremos el propósito o el logro de su productor, sin embargo en numerosos casos consideramos un producto como obra de arte aunque no estuviera pensado como tal.
  4. Según un contexto la palabra arte puede significar una destreza determinada y según otro los productos de una actividad realizada con destreza.
  5. La palabra arte puede tener un significado general y una serie de significados particulares. Puede significar el arte como un todo, un arte único de muchas formas, o un arte peculiar.

TATARKIEWICZ, W.; Historia de seis ideas. Arte, belleza, forma, creatividad, mímesis, experiencia estética. Traducción al español de Dzieje sześciu pojec (1975) realizada por Francisco Rodríguez Martín. Tecnos, Madrid 1987 2001. p 39-55

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada